Publicado Por John Macalister
He comprado el paquete de Hong Kong y la verdad es que me ha sorprendido mucho, recomendaré esta pagina a mis compañeros.

Leer Más

Publicado Por Antonio P.
¡Perfecto!! he abierto mi cuenta corriente personal en San Vicente sin problemas y puedo operar por todo el mundo sin ningún tipo de problema pronto si van las cosas bien me gustaría cont ...

Leer Más

Publicado Por Hugo L
Por fín evito las restricciones económicas de Venezuela ya puedo trabajar por todo el mundo y tener cuentas bancarias para mi empresa de Hong Kong en todas las divisas que yo quiero. Grac ...

Leer Más

Publicado Por Eliseo T.
Buenos días, siento de verdad la desconfianza al principio en la compra de la empresa de Belice pero como sabes hay muchas estafas en internet y pensé que no sería posible hacerlo todo p ...

Leer Más

  • Abrir una cuenta bancaria en un paraíso fiscal

    Abrir Cuenta en
    un Paraíso Fiscal

    Abrir una cuenta bancaria corriente anónima en un paraíso fiscal para ahorrar impuestos y proteger su patrimonio de posibles demandas.

  • Sociedad en Paraíso Fiscal

    Sociedad en
    Paraíso Fiscal

    Consitutición de sociedades anónimas en paraísos fiscales

  • Tarjeta Anónima en Paraíso Fiscal

    Tarjeta Anónima
    en Paraíso Fiscal

    Tarjeta anónima para retirar dinero en cualquier cajero automático (ATM) del mundo.

  • Licencia de Juego en Paraíso Fiscal

    Licencia de Juego
    en un Paraíso Fiscal

    Obtención de licencias para juegos en paraísos fiscales con máxima rapidez.

Paraísos Fiscales

Los paraísos fiscales tienen muchas definiciones y todas ellas presentan la misma ideología: un país que exime de impuestos a personas físicas y jurídicas que no son residentes en el paraíso fiscal. La definición menos despectiva es “offshore”, “centro financiero offshore” o “Jurisdicción offshore”. Los clientes más importantes de los paraísos fiscales son personas físicas y jurídicas con un alto poder adquisitivo cuya finalidad es ahorrar impuestos y tener anonimato que no tienen en los países que no son paraísos fiscales.

Los paraísos fiscales se encuentran en los 5 continentes, países como San Vicente y las Granadinas, St Kits & Nevis, Belice, Singapur, Hong Kong, Vanuatu, Dominica, y Alderney ofrecen impuestos bajos y privacidad. Hace dos décadas habían pocos países sin impuestos y las únicas personas que podían acceder eran auspiciados por los ricos y por familias que buscaban protección para sus bienes, hoy en día los paraísos fiscales han evolucionado y no sólo son utilizados por clases elitistas, sino por personas y pequeños empresarios que tienen interés por proteger su dinero, internet a puesto a los paraísos al alcance de todos y este factor ha contribuido a que hoy en día sean tan queridos por unos y repudiados por otros.

Los beneficios de los paraísos fiscales frente a los países con altos impuestos son muy significativas, el paraíso fiscal proporciona medios seguros y legales de reducir sus pasivos por impuestos, ofrecen estabilidad y seguridad. Los ingresos generados fuera de la jurisdicción offshore no pagan impuestos o tienen unos impuestos muy bajos, por ejemplo, Barbados carga a las sociedades constituidas un tipo impositivo entre el 1 y el 2.5 % sobre sus beneficios anuales. Belice tiene una fiscalidad del 0% sobre los beneficios obtenidos fuera del país. En Dominica, las leyes fiscales estipulan que las compañías de negocios internacionales (IBC), disfrutaran de una garantía de veinte años de exenciones fiscales que comienzan el día de la constitución.

Privacidad y confidencialidad es el pilar fundamental del paraíso fiscal. De hecho, estos dos principios están consagrados en la legislación offshore. En Dominica, Belice y St Kitts & Nevis se considera delito divulgar información a terceros relativa a sociedades offshore. Los resultados son multas severas y penas de prisión, las leyes de un paraíso fiscal está diseñada para proteger la privacidad de los clientes y cuando se constituye una sociedad no hay registro público de los propietarios finales. Además, poseen leyes favorables para ser constituidas usando “Nominee” y dar más privacidad al propietario final.

Sociedades en Paraísos Fiscales

Constituir una sociedad en un paraíso fiscal es una decisión ideal para ahorrar impuestos y tener asegurados sus activos. Una elección que antes parecía poco realista ahora está al alcance de todos. Constituir una sociedad en un paraíso fiscal en un proceso rápido que no requiere desplazamientos ni instalaciones físicas. La sociedad no pagará impuestos de sociedades, impuesto sobre las ganancias, impuestos retenidos, sucesión, bienes, inmuebles o sobre donaciones. La ausencia de impuestos ayuda al cliente a realizar un planificación fiscal efectiva y multiplicar sus activos. Las sociedades pagan una tasa anual al gobierno, dicha tasa suele ser muy baja y dependiendo del paraíso puede estar determinada por el capital social autorizado de la compañía o un pago fijo anual.

Caso práctico

Vamos a ofrecer un caso práctico para que puedan ver las ventajas de constituir una sociedad en un paraíso fiscal:

Supongamos que una sociedad alemana quiere comprar cables electrónicos en China y por cada uno de ellos el proveedor chino le cobra 1 Euro. Si la empresa alemana decide comprarlos por la sociedad alemana y venderlos en Alemania por el precio de 5 Euros, los impuestos sobre beneficios que se aplicarán será 4 Euros por cable electrónico, estos son los beneficios que tendrá la sociedad. Ahora vamos a imaginar que usted tiene una empresa en el paraíso fiscal con 0% de impuestos que actúa como revendedora. La nueva sociedad constituida en Belice compra los cables en China por el precio de 1 Euro y se los “vende” a si mismo a su empresa alemana por 4 Euros sin pagar los impuestos sobre beneficios. De esta manera la sociedad alemana declara en Alemania que ha comprado los cables por 4 Euros y los va a vender a 5 Euros, la sociedad alemana gana de esta operación solo 1 Euro y se aplicará luego el impuesto sobre los beneficios. Sin embargo la sociedad constituida en Belice obtendrá todo el beneficio y no tendrá que pagar ningún impuesto.

Cuentas Bancarias en Paraísos Fiscales

Abrir cuenta bancaria en un Paraíso Fiscal ha llegado a ser una pieza fundamental en la diversificación, seguridad y privacidad. Mientras que guardar su dinero en un país con altos impuestos es una opción más arriesgada debido principalmente a la corrupción y la mala recaudación de impuestos.

Las cuentas bancarias sin impuestos ofrecen unos beneficios muy atractivos, una de las razones principales para abrir una cuenta bancaria en un paraíso fiscal es la privacidad. Las cuentas bancarias en paraísos fiscales tienen leyes que no permiten el intercambio de información automático con otros países como por ejemplo San Vicente y las Granadinas. El contribuyente tiene la posibilidad de guardar su dinero sin que su agencia de impuestos le tenga controlado. Otro factor importante a tener en cuenta es el ahorro y la posibilidad de aumentar beneficios a través de la eliminación de impuestos ya que las cuentas bancarias abiertas en un paraíso fiscal están exentas de impuestos.  La seguridad política es otro factor clave ya que son países con una situación política muy estable.

La ventaja de tener una cuenta bancaria en un paraíso fiscal es que el cliente tiene acceso a su dinero en cualquier punto del mundo utilizando tarjeta crédito conectada a su cuenta bancaria offshore, usted podrá pagar por productos y servicios, hacer transferencias bancarias nacionales o internacionales o sacar el dinero de un cajero automático en los 5 continentes. Es obvio que todos aquellos que se preocupen por su seguridad no pueden ignorar todas las ventajas que le puede ofrecer la abrir de una cuenta bancaria offshore.

Intercambio de información automática IAI con los paraísos fiscales

La nueva ley de intercambio de información automática o IAI que entrará en vigor apartir del año 2017 en la Unión Europea, esta ley no será el ocaso de los paraísos fiscales, sino todo lo contrario, reforzará centros financieros como Hong Kong, Singapur, Estados Unidos, San Vicente y las Granadinas, Japon, China, Dominica, Belice, St Kitts & Nevis, Santa Lucia, Granada, Andorra, Mónaco, Emiratos Árabes, Baréin, Maldivas, Nuaru, Niue, Islas Cook, Islas Marshall, Samoa, Vanuatu, Liberia y Austrália. Estos países no han firmado ningún acuerdo de intercambio de información automática con ninguna agencia tributaria de la unión europea y por lo tanto podrían ser los nuevos paraísos fiscales apartir del año 2017.

Los países que han firmado con la Unión Europea el tratado de intercambio de información automática son: Alemania, Argentina, Barbados, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Colombia, Corea, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, India, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Mauricio, México, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, San Marino, Seychelles, Sudáfrica, Suecia, Trinidad y Tobago, Curaçao, Groenlandia, Islas Feroe, las Dependencias de la Corona del Reino Unido de Guernesey, Isla de Man y Jersey, y los Territorios Británicos de Ultramar de Anguila, Bermuda, Gibraltar, Islas Caimán, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes Británicas y Montserrat.

Lo más paradójico de esta nueva ley que entrará en vigor apartir del año 2017 es que Estados Unidos un fiel perseguidor de los paraísos fiscales no ha firmado el tratado de intercambio de información automática (IAI) con la Unión Europea y no facilitará información automática sobre las cuentas bancarias de las personas físicas y jurídicas de los países que han firmado el tratado. Es decir, Estados Unidos no compartirá automáticamente ninguna base de datos con información financiera de los inversores extranjeros en su país.

La nueva ley de intercambio de información automática o IAI con los paraísos fiscales tiene una peculiaridad ya que no podrá ser utilizado en un juzgado para perseguir actividades delictivas ilícitas como blanqueo de dinero de origen ilícito, terrorismo y fraudes, el objetivo de esta nueva ley es únicamente recaudatoria y exprimir más al contribuyente, nuestra pregunta es: ¿Qué le interesa más a los países de alta tributación? ¿recaudar más impuestos o las actividades delictivas? Lógicamente la base fundamental de esta nueva ley es recaudar más impuestos, erradicar los paraísos fiscales y no proteger a las personas que pagan sus impuestos.